Mejora tecnológica para el segmento del ocio

Tabla de contenido

    ¿Recuerda los tiempos en que los vehículos de ocio no necesitaban gran cosa en cuanto a electrónica? Entonces, lo único que hacía falta para encender la cocina era una cerilla. Los frigoríficos se encendían mediante encendedores piezoeléctricos y lo que más descargaba la batería de 12 V eran las luces. Pues bien, esos tiempos han quedado muy atrás. Hoy en día, las aplicaciones de acampada y náuticas incluyen una gran cantidad de prestaciones de lujo. En el uso recreativo, cada vez más propietarios desean reproducir un confort doméstico en sus caravanas y barcos. Para cumplir este deseo se necesita un número creciente de consumidores eléctricos, que elevan la demanda de energía.

    El confort requiere energía

    Relajarse en la playa y controlar el aire acondicionado remotamente, encender la calefacción a tiempo durante la época invernal y mantenerse informado acerca de las variaciones de carga de la batería a través de una aplicación: las autocaravanas inteligentes con redes digitales son lo último en acampada. Baños más amplios sin necesidad de plegar muebles aumentan el consumo energético de la bomba de agua, mientras que la obsolescencia de los sistemas y recipientes de gas hacen necesaria una batería de 12 V si se utilizan desconectados de la red.

    Además, aumenta la tendencia «hazlo tú mismo» de personalización o construcción completa de autocaravanas para satisfacer las necesidades de los usuarios. El surtido del interior abarca desde instalaciones sencillas como cama y luces led hasta interiores sofisticados con TV y cocina totalmente equipada.

    Al igual que las caravanas, los barcos de hoy también disponen de cada vez más funciones de confort para hacer la vida en alta mar lo más agradable posible. Estas pueden ir desde unidades de aire acondicionado hasta una serie de equipos electrónicos de navegación y los últimos dispositivos de comunicación. Aunque toda esta tecnología facilita e incrementa la seguridad del manejo de la embarcación, estas ventajas también exigen el uso de baterías más robustas y fiables, capaces de lidiar con un mayor consumo energético.

    Ampliación de la gama

    Para responder a esta tendencia continua del mercado de vehículos de recreo, VARTA ha ampliado su gama de baterías de ocio. Mientras que la nueva Professional Dual Purpose AGM LA 210 es la opción idónea para las demandas más elevadas, los barcos y caravanas con una demanda de energía moderada también necesitan el producto adecuado para ofrecer un rendimiento óptimo. Por ello, VARTA ha desarrollado la siguiente generación de la gama Dual Purpose, basada en la tecnología EFB.

    La nueva Professional Dual Purpose EFB está diseñada para aplicaciones náuticas y de acampada tanto de arranque como de ciclo profundo. Desarrollada para autocaravanas,

    caravanas y embarcaciones estándar con demandas de energía básicas, su autodescarga mínima la convierte en la batería ideal para el uso de temporada y viajes cortos sin conexión a la red eléctrica general. La tecnología EFB mantiene el estado de carga en hasta el 80 % con el modelo LED 95, y hasta el 50 % a partir del modelo LED 190 o superior. De este modo, ofrece el doble de resistencia a los ciclos que las baterías convencionales de inmersión (hasta 250 ciclos con una DOD del 50 %).

    La solución perfecta para cualquier aplicación

    Una batería, para actividades de ocio, es el corazón del sistema electrónico de cualquier caravana o embarcación a motor. Con la introducción de las nuevas Dual Purpose AGM LA 210 y Dual Purpose EFB, la gama Professional de VARTA cubre cualquier necesidad de energía posible y ofrece la batería apropiada para cada aplicación.