Carga segura de baterías de coche

Tabla de contenido

    ¿Cargar una batería de coche? ¿Es realmente necesario? Si es así, ¿con qué frecuencia y durante cuánto tiempo? ¿Las baterías modernas no son baterías que no requieren mantenimiento? Muchos conductores han hecho estas preguntas u otras similares. En primer lugar: lo normal es que el alternador cargue lo suficiente la batería en el uso diario. Sin embargo, hay situaciones en las que recargar la batería o proporcionarle otros cuidados puede tener un impacto positivo en su vida útil. Esto es recomendable, por ejemplo, cuando se usan baterías de plomo-ácido convencionales en combinación con trayectos cortos, sobre todo en un clima frío. Lo mismo se aplica si el vehículo permanece en el garaje durante largos periodos de tiempo.

    Las baterías modernas sin mantenimiento ofrecen la ventaja de que ya no es necesario llenarlas con agua destilada. Para que una batería funcione de manera fiable, puede garantizarse un buen nivel de carga utilizando un cargador.

     

    Mantenimiento y carga de la batería realizados por el propietario del vehículo: aspectos a tener en cuenta

    Importante: la precaución es esencial a la hora de manipular acumuladores de plomo-ácido. Si se manipulan incorrectamente, el electrolito de las baterías de plomo-ácido puede derramarse o salpicar. La sobrecarga de la batería puede producir hidrógeno explosivo. Si el vehículo es antiguo y no está equipado con una batería sin mantenimiento, se recomienda ir a un taller.

     

    Importante: con independencia de esto, deben llevarse gafas y guantes protectores al realizar labores de mantenimiento, desmontaje o instalación de la batería. Para evitar cortocircuitos es fundamental evitar conectar los bornes mediante contacto con materiales metálicos o conductores. De lo contrario hay peligro de descarga eléctrica o lesiones.

    No obstante lo anterior, todos los conductores pueden hacer ellos mismos el mantenimiento de la batería con la debida y cuidadosa manipulación de la misma.

     

    Para comenzar: preparación antes de comenzar a cargar la batería

    Cargar la batería del vehículo es más sencillo y preferible por distintas razones, aunque no siempre es posible. Si no se dispone de garaje o toma eléctrica, no suele haber una alternativa para cargar la batería fuera del vehículo. Cerciórese de que haya una buena ventilación antes de cargar la batería en lugares cerrados. Si se va a extraer la batería del compartimento del motor para cargarla, es recomendable contar con la ayuda de otra persona para levantar las baterías grandes, puesto que son más pesadas.

    Importante: en el caso de las baterías de plomo-ácido, debe contarse con que se formará hidrógeno explosivo, que se tendrá que purgar durante la carga. En casos extremos, una elevada concentración de hidrógeno puede provocar la explosión de la batería y, por lo tanto, graves daños y lesiones.

     

    Asimismo, es necesario detectar los posibles desperfectos de la batería. Las baterías defectuosas pueden perder ácido. El contacto físico con el ácido de la batería puede causar graves quemaduras. La zona afectada debe lavarse bien con agua limpia y hay que buscar asistencia médica de inmediato.

     

    Carga de la batería paso a paso

     

    1. Desconecte el cable de conexión

    Importante: hay que desconectar primero el cable conectado al borne negativo para evitar un cortocircuito entre el borne positivo y la masa. Desconecte después el cable rojo que está conectado al borne positivo.

     

    1. Compruebe el estado de la batería

    Si tiene una batería de plomo-ácido que necesite mantenimiento, le recomendamos ir a un taller. Bajo ninguna circunstancia debe comprobar el nivel de ácido de la batería usted mismo.

     

    En las baterías sin mantenimiento no es necesario revisar el electrolito, solo limpiar el polvo de los tubos de ventilación.

     

    Con independencia del motivo por el que se carga la batería (por ejemplo, si está muerta, largos periodos de inactividad o trayectos cortos), es aconsejable hacer una comprobación gratuita de la batería en un taller cada cierto tiempo. Este es el único modo de asegurarse de que su coche arrancará siempre. Según la ADAC alemana, más del 40 % de todas las averías de automoción son causadas por una batería a la que no se le da un mantenimiento adecuado.

    1. Comience a cargar

    Importante: si hay que desmontar la batería del coche para cargarla, tenga cuidado de no ladearla al levantarla y transportarla. Si se va a cargar la batería en el vehículo, apague todos los consumidores eléctricos antes de conectar el cargador.

    Importante: el cargador debe conectarse primero a la batería y después a la toma de red. Para conectar el cargador a la batería, inserte primero el cable rojo en el borne positivo de la batería. Después conecte el cable negro al borne negativo.

    Importante: el procedimiento a seguir a continuación depende del tipo de batería. Para seleccionar el modo de funcionamiento correcto, el usuario debe seguir la información de las instrucciones de uso del cargador.

     

    1. Finalización del proceso de carga

    Una vez finalizada la carga, primero se desconecta el cargador de la red y después los cables de la batería. Al instalar la batería en el vehículo se debe conectar primero el cable rojo al borne positivo. A continuación se conecta el cable negro negativo al borne negativo.

     

    1. Particularidades de los vehículos start-stop

    El proceso para cargar una batería EFB o AGM es exactamente igual, pero debe comprobarse que el cargador sea adecuado para baterías con tecnología start-stop. En tal caso, deberá seguirse la información del manual de uso del cargador.

     

    Curiosidades sobre cargadores y tiempos de carga

    Muchos cargadores de calidad son compatibles con diversos tipos de batería y se apagan automáticamente al finalizar el proceso de carga. Los cargadores inteligentes se apagan gradualmente a medida que sube el nivel de carga y limitan la corriente de forma automática. Así se asegura un buen estado de carga incluso con periodos de inactividad largos o bajas temperaturas exteriores. En caso de duda, consulte las instrucciones de uso del fabricante del cargador. Por lo tanto, el uso adecuado y regular de cargadores de baterías puede aumentar la fiabilidad y la vida útil de la batería.

     

    A pesar de que no hay riesgo de sobrecarga si se utiliza un cargador de buena calidad, la batería no debe dejarse conectada al cargador más de 24 horas. Por lo general es suficiente con dejar la batería cargando durante la noche para que se cargue completamente.

     

    En el modo de mantenimiento del cargador, las baterías conservan un nivel de carga alto también durante largos periodos de inactividad del vehículo. Algunos cargadores permiten regenerar la batería, al menos parcialmente, incluso después de una descarga profunda de esta.

     

    Importante: aunque conectar y utilizar un cargador de baterías no es complicado, es preciso tener en cuenta varias cosas. Cargar una batería de coche difiere en varios aspectos de cargar una batería convencional. Las instrucciones de uso del cargador facilitan toda la información necesaria a este respecto.