Consejos para cuidar la batería, no solo en invierno

Tabla de contenido

    Los coches modernos ofrecen cada vez más fiabilidad y rendimiento. Al mismo tiempo, el número de consumidores eléctricos va en aumento. Hasta la década de los ochenta, una causa frecuente de las averías de coches era un pinchazo en una rueda o un problema mecánico. Sin embargo, con el paso de los años, los fallos de la batería han pasado a convertirse en la causa más habitual de una parada involuntaria. Hoy en día las baterías son una causa cuatro veces más común de averías automovilísticas que a mediados de los noventa. Los motivos suelen ser un cuidado deficiente de la batería o no cambiar la batería a su debido tiempo. Por lo tanto: los conductores solo pueden mantenerse circulando si proporcionan a la batería un buen cuidado.

     

    Un cuidado adecuado es fundamental para maximizar la vida de su batería

     

    1. Nivel de carga

    No importa qué tipo de batería de arranque utilice: siempre debe vigilar su nivel de carga para mantener la máxima capacidad de carga posible. Una carga fiable y suficiente de la batería puede prolongar su vida de forma notable.

     

    Si el vehículo permanece aparcado mucho tiempo, es posible evitar la caída de la tensión y la perjudicial descarga profunda de la batería con un cargador adecuado. Un buen cargador de baterías detecta la capacidad de carga de la batería e incorpora un control automático de la corriente de carga. Si el vehículo se utiliza de forma esporádica, cargar la batería a intervalos aproximados de dos meses conserva su rendimiento y prolonga su vida.

     

    1. Revisiones periódicas del nivel de carga

    Los trayectos cortos suponen un enorme esfuerzo para las baterías de arranque, sobre todo con clima frío. Con temperaturas invernales, el rendimiento de todas las baterías se ve limitado por razones químicas y el generador solo es capaz de suministrarle una carga insuficiente en distancias cortas. Por ello, revisar periódicamente el nivel de carga de las baterías de coche cobra mayor importancia. Revisar las luces da una idea aproximada del nivel de carga de la batería. Si las luces pierden intensidad rápidamente al apagarse el motor, será conveniente cargar la batería lo antes posible. Lo ideal es llevar el coche a su taller a intervalos regulares para que se haga una comprobación profesional del nivel de carga.

     

    1. La seguridad es más importante que el dinero

    No utilizar consumidores eléctricos como la calefacción de los asientos y el volante reduce el consumo de combustible y la carga sobre la batería. A menos que sean absolutamente esenciales, solo los componentes eléctricos de confort deberían desactivarse siempre que sea posible. Esto supone una contribución fundamental a la optimización de la gestión energética del vehículo y aumenta la energía disponible para cargar la batería.

     

    Debería darse prioridad a los sistemas utilizados para la seguridad en la carretera. Así, las luces deben mantenerse encendidas al anochecer. Los asistentes electrónicos relevantes para la seguridad también han de permanecer activados. La batería se recarga en poco tiempo durante los trayectos largos aunque no se circule a gran velocidad. Incluso con 2000 rpm, el generador proporciona a la batería dos tercios de su energía máxima.

    1. Instalación en un ambiente limpio

    Que el ambiente esté limpio en el lugar de instalación de la batería ayuda a minimizar la tendencia a la autodescarga ya que, al combinarse con la humedad, el polvo próximo a los bornes de la batería puede provocar corrientes de fuga. Limpiar los bornes y las conexiones evita la corrosión de los contactos, minimiza la resistencia al contacto y, por ende, mejora la capacidad de carga y de arranque en frío de la batería.

     

    Aspectos que es necesario saber sobre las baterías de coche: las tecnologías de baterías sin mantenimiento

    Prácticamente todas las baterías de plomo-ácido de hoy en día no requieren mantenimiento, ya sean las baterías húmedas clásicas (SLI) o las modernas baterías AGM. Esto quiere decir que no es necesario llenar la batería con agua destilada. En todo caso, esto no lo deben hacer personas sin experiencia, sino mecánicos en un taller. Con todo, unos pocos cuidados prolongan la vida de la batería, y la inspección periódica del nivel de carga ayuda a detectar un nivel muy bajo de carga antes de que se produzca una descarga profunda. Puede leer sobre las tecnologías de baterías y cuáles son adecuadas para su vehículo en el artículo sobre los distintos tipos de baterías.