Instrucciones para la comprobación de las baterías de coche

Tabla de contenido

    Según los últimos estudios del club automovilístico alemán ADAC, en 2017 alrededor del 40 % de las averías de coches se debieron a la batería.

    Entre los motivos de ello están la mayor electrificación de los vehículos. Hoy en día la batería soporta mayores demandas: hasta 150 consumidores eléctricos y el sistema start-stop de los coches modernos necesitan más energía. Por lo tanto, es aconsejable realizar una comprobación periódica de la batería en un taller especializado para detectar un fallo inminente antes de que se averíe el coche.

     

    Comprobación correcta del estado de la batería realizada en talleres especializados.

    Principios básicos:

    Comprobación de una batería convencional:

    para comprobar una batería húmeda convencional es adecuado un dispositivo de medición que solo determine el estado de la batería. Preferiblemente un multímetro para pedir la tensión de un circuito abierto de unos 12,8 V. Si la tensión cae por debajo de 12,4 V, la batería debe recargarse lo antes posible. Un constante nivel bajo de carga daña la batería debido a la sulfatación.

    Como el esfuerzo principal que soporta una batería de arranque convencional es el proceso de carga y ya no se producen más descargas después de ser cargada por el generador, la corriente de arranque en frío es determinante en este caso. Como consecuencia del paso del tiempo y el desgaste, la capacidad de la batería para proporcionar corrientes elevadas disminuye gradualmente. Además, cuanto más baja es la carga (calculada midiendo la tensión del circuito abierto), menor es la posible carga que puede suministrarse durante el proceso de carga.

    Comprobación de una batería start-stop:

    al comprobar una batería start-stop es importante no solo el estado de carga (también denominado «SOC», por sus siglas en inglés), sino también el estado de salud (state of health, SOH) de la batería.

    El SOC puede determinarse de forma sencilla midiendo la tensión. Para comprobar el SOH, en cambio, se requiere un procedimiento complejo para hacer un diagnóstico fiable del estado de la batería. Para determinar el SOH se tienen en cuenta, entre otras cosas, la capacidad de arranque en frío, la capacidad residual (Ah) y la aceptación de carga de la batería.

    Del mismo modo que la tecnología automóvil ha continuado desarrollándose con el paso de los años, también se han desarrollado baterías con nuevas tecnologías la AGM o EFB. Para obtener resultados fiables en las pruebas, sobre todo respecto al SOH, es fundamental utilizar dispositivos de comprobación modernos adaptados a las nuevas tecnologías de baterías.

    Sustitución de la batería paso a paso:

    (téngase en cuenta la información del fabricante del dispositivo).

    • Conecte el comprobador de baterías a los bornes de la batería para determinar el estado de carga y la resistencia interna. En principio: conecte el cable rojo al borne positivo y el cable negro al borne negativo. La secuencia de conexión y desconexión no tiene relevancia.
      Para conectar el comprobador a una batería ubicada en el maletero o el compartimento de los pasajeros han de utilizarse los bornes que encontrará aquí y no los contactos de arranque auxiliar del compartimento del motor, puesto que la resistencia del cable instalado en el vehículo afectaría al resultado de la medición.
    • Cómo conectar un comprobador a una batería situada en el maletero o el compartimento de los pasajeros. Haga la conexión a los bornes de la batería y no a los contactos de arranque auxiliar del compartimento del motor, ya que la resistencia del cable instalado en el vehículo afectará al resultado de la medición.
    • Seleccione el tipo de batería en el comprobador: de arranque, de gel, EFB o AGM. El comprobador utiliza un algoritmo de prueba diferente para cada tipo de batería, de modo que un ajuste incorrecto de este parámetro arrojaría un valor de medición incorrecto. Por otro lado, en el caso de algunos comprobadores es importante saber si la comprobación se va a hacer con la batería instalada en el coche o desmontada.
    • Introduzca en el dispositivo la corriente de arranque en frío indicada para la batería y el método de medición a utilizar. Algunas normas habituales aplicables son DIN, EN, IEC, JIS y SAE. En la etiqueta de la batería se puede consultar información sobre la norma de comprobación después de los valores sobre la corriente de arranque en frío.
    • A continuación, el comprobador realiza la comprobación de forma automática y presenta el resultado.

     

    ¿Interpretación correcta de los resultados? ¡Cómo hacerla!

    Por cierto…

    Para obtener unos resultados correctos al medir la conductividad, es recomendable encender brevemente un consumidor, como los faros, antes de realizar la medición. De este modo se elimina cualquier tensión superficial previamente.

    Instrucciones en PDF para descargar