Arranque auxiliar de un vehículo: ¡guía paso a paso!

Tabla de contenido

    Muchas veces se puede recuperar una batería descargada con un arranque auxiliar. Solo hay que saber cómo hacerlo. Por lo tanto, es útil que tanto el asistente como el conductor del vehículo averiado sepan qué hacer en este caso.

     

    Según las estadísticas de averías de automóviles de ADAC, hasta el 40 % de todas las averías de automoción son causadas por una batería a la que no se le da un mantenimiento adecuado. Si la capacidad de la batería disminuye por debajo de un nivel crítico, esta no puede suministrar suficiente energía a los componentes eléctricos del coche. A menudo, como último recurso, auxiliar la batería con un cable de puente puede conseguir que el vehículo arranque.

     

    Para comenzar: herramientas y ayuda adecuadas

     

    La buena noticia para todos los interesados es que para hacer un arranque auxiliar de un coche con la batería descargada, además de un vehículo asistente con la batería en buen estado, solo se necesita un cable de puente. Importante: el diámetro mínimo del cable debe ser de 16 mm. Para coches con motores grandes se recomienda un cable de puente con una sección de 25 mm. El vehículo averiado deberá auxiliarse con una batería que tenga la misma tensión. Por lo general, la tensión de la mayoría de los vehículos es de 12 voltios. Solo algunos coches antiguos funcionan con una tensión de 6 voltios. En todo caso, tenga en cuenta la información del manual de instrucciones de ambos vehículos.

     

    El arranque auxiliar paso a paso

     

    1. Preparación

    Los dos vehículos deben estar aparcados sobre terreno llano y asegurados. El vehículo de asistencia y el vehículo averiado no deben estarse tocando. De lo contrario, existe riesgo de cortocircuito. Aunque en muchos coches nuevos la batería ya no está instalada en el compartimento del motor, los bornes positivo y negativo sí se suelen encontrar fácilmente. En caso necesario, consultar el manual de instrucciones del vehículo puede ser útil. Los motores de ambos vehículos deben estar apagados.

     

    Importante: muchos coches actuales en los que la batería no está debajo del capó tienen conexiones de arranque auxiliar (jump start) en el compartimento del motor, las cuales han de utilizarse. Si este es el caso, el cable de puente no debe conectarse directamente a la batería.

     

    1. Conexión del cable de puente

    El cable de puente debe sujetarse únicamente por las pinzas de plástico con aislamiento.

    Importante: el cable rojo siempre se conecta al borne positivo y el cable negro, al borne negativo. Primero se conecta la pinza del cable rojo al borne positivo del vehículo de asistencia. El otro extremo del cable de puente rojo se conecta al borne positivo del vehículo averiado. A continuación, se conecta la pinza negra al borne negativo de la batería auxiliar.

     

    Importante: bajo ninguna circunstancia se debe conectar el otro extremo del cable negro al borne negativo, sino más bien a la carrocería del vehículo averiado. Para ello es adecuado un componente metálico resistente y sin pintar del compartimento del motor del vehículo como, por ejemplo, el bloque del motor. No se recomienda conectar directamente al borne negativo del vehículo averiado, ya que esto puede causar chispas y dañar la batería. En el caso de las baterías de plomo-ácido antiguas puede producirse incluso una fuga de ácido, lo que podría poner en peligro a las personas que se encuentren en las proximidades. Además, existe el riesgo de inflamación del hidrógeno, por lo que se aconseja llevar gafas protectoras.

     

    1. Arranque del vehículo y desconexión del cable de puente

    Importante: encienda primero el motor del vehículo de asistencia y después, el motor del vehículo averiado. Para saber si el motor se ha encendido, un consumidor eléctrico como las luces o el desempañador de la luna trasera deberían encenderse en el vehículo averiado. De este modo se evitan picos de tensión al desconectar las pinzas de los bornes. Las pinzas se quitan realizando los pasos indicados en orden inverso. Es recomendable hacer un trayecto largo para cargar rápidamente la batería. Una alternativa es conectar la batería a un cargador.

     

    Por cierto…

     

    Le aconsejamos que vaya a un taller después de cualquier incidente de descarga profunda de la batería para averiguar qué causó el fallo. Si la batería se descarga porque es antigua, puentearla es una solución provisional y el problema podría repetirse la siguiente vez que se intente arrancar el vehículo. Si una gran cantidad de consumidores eléctricos fuera la causa de la descarga de la batería y esta estuviera, por lo demás, en buen estado, merece la pena ir a un taller porque la reducción de la potencia debida a la pérdida de material activo es permanente.

     

    1. El arranque auxiliar no ha funcionado. ¿Ahora qué?

    Si el coche no arranca o se cala de inmediato, espere aproximadamente un minuto antes de intentar de nuevo el arranque auxiliar. Si sigue sin funcionar, la causa suele ser un cable de puente defectuoso o inadecuado. En tal caso, una posible solución sería volver a intentarlo con un cable de puente adecuado o en perfecto estado.

     

    1. Los arrancadores de baterías como alternativa

    Una buena alternativa a los cables de puente convencionales es utilizar un arrancador de baterías. Los arrancadores son baterías de ion-litio portátiles con un cable de puente integrado. Las pinzas se conectan exactamente de la misma manera que un cable de puente. Importante: los arrancadores de baterías también pierden capacidad rápidamente con las temperaturas invernales, por lo que no se deben guardar en el coche a temperaturas bajo cero.

     

    Curiosidades sobre las baterías de coche

     

    Cómo funciona una batería de coche

     

    La batería es la central eléctrica de un coche. Obtiene su energía del potencial electroquímico de dos celdas galvánicas. Si el ánodo (polo negativo) y el cátodo (polo positivo) de la batería del coche se conectan para formar un circuito, se pueden hacer funcionar los componentes eléctricos del vehículo, como las luces y el motor de arranque.

     

    Motivos del menor rendimiento de las baterías de coche

    Debido a la gran cantidad de consumidores eléctricos que incorporan los coches modernos, ahora las baterías tienen que suministrar más electricidad que antes. Las baterías adecuadas para la tecnología start-stop son más resistentes que las antiguas baterías de plomo-ácido. Aun así, en algún momento llegan al final de su vida útil. Aparte de esto, todas las baterías de coche sufren las consecuencias de la autodescarga, por lo que debería cerciorarse de que todos los consumidores eléctricos estén efectivamente apagados o desconectados si no va a utilizar el vehículo durante mucho tiempo. Si no se comprueba el estado de la batería con regularidad, existe el riesgo de que falle en un momento inoportuno.

    Aquí puede leer sobre las posibles causas de que el coche no arranque.

     

    Cómo mantener la batería en buen estado

     

    Es recomendable comprobar la batería como parte del servicio de mantenimiento habitual del vehículo. De esta forma es posible detectar prematuramente si su rendimiento es deficiente o presenta daños. La fiabilidad y la vida útil de la batería pueden mejorarse cargando la batería periódicamente con un cargador durante el invierno.

    Importante: debe evitarse descargar profundamente la batería, al igual que exponerla a la humedad y el polvo, ya que esto puede provocar corrientes de fuga que descarguen gradualmente la batería.

     

    Cuidados adecuados de las baterías de coche.